Hace unos días Javier Cueto fue elegido por la Revista Sábado como uno de los 100 jóvenes líderes del país. Méritos no le faltan; con 29 años es uno de los gerentes de incubadoras más jóvenes de Chile y ha logrado posicionar la marca Imagine Lab dentro del ecosistema de emprendimiento e innovación.

Javier, hermano mayor de tres, llegó en 2008 de Antofagasta a Santiago a estudiar Ingeniería Civil Industrial mención Química en la Pontificia Universidad Católica de Chile, universidad donde también realizó su Magíster en Ciencias de la Ingeniería enfocado en la toma de decisiones de los emprendedores.

Se describe como una persona estructurada y un poco cuadrada (según comenta, es una deformación de ingeniero); comprometido con las iniciativas que lo motivan y apasionan; empático con el resto; de cultivar buenas y largas amistades; y que disfruta de logros personales y de la gente que lo rodea.

Lo entrevistamos para que opine sobre el ecosistema y cómo visualiza 2019.

¿Cuál crees que es el nivel del ecosistema nacional?

El ecosistema nacional es privilegiado a nivel latinoamericano. Hoy contamos con instituciones públicas y privadas que han desarrollo instrumentos de apoyo financiero, metodológico, y redes que son potentes, las cuales se enmarcan en una política de Estado que es muy raro ver en otros ecosistemas.

Estamos en un ecosistema más diverso e inclusivo que hace un par de años, el cual ya ha generado una base de emprendedores relevantes, sumando más actores de financiamiento pero que todavía tiene una tarea pendiente a nivel de sofisticación y escalamiento.

¿Qué es lo que esperas de Imagine Lab para 2019?

Espero grandes cosas. Todos los años nos hemos ido sorprendiendo de todo lo que vamos logrando y el potencial que tiene Imagine de impactar el ecosistema. Para el 2019 el foco estará puesto en profundizar el trabajo con nuestras startups para que logren levantar capital privado y asegurar un proceso de escalamiento en mercados claves, y por lo mismo, centrarnos en generar alianzas internacionales de valor en el ecosistema de Latam y USA, lo cual es esencial de cara a potenciar nuestro portafolio y la marca Imagine Lab.

¿Cómo crees que puedes seguir aportando al ecosistema de emprendimiento?

El poder generar iniciativas que incluyan las regiones, el acercar al mundo corporativo y público a los emprendedores, el seguir apoyando e impulsando el diseño de nuevos instrumentos y poder generar más instancias de asociatividad y colaboración, creo que son actividades fundamentales en las cuales espero seguir aportando al ecosistema.

Según tu visión: ¿Cuáles son los desafíos en el ecosistema de emprendimiento? ¿Qué le hace falta?

Los desafíos están en centrar el apoyo (público y privado) no solo en seguir ampliando la base y transfiriendo contenidos, sino que en generar políticas más específicas centradas en la capa intermedia (a nivel de aceleración y escalamiento), que permita que actores en este nivel que han marcado una diferencia y mostrado resultados relevantes se puedan seguir especializando y generando alianzas de valor. El desafío también está en desarrollar más alternativas de financiamiento activo de los VCs y podamos tener más casos como Cornershop que muestren un impacto tangible del desarrollo de las políticas públicas de los últimos 10 años.